Skip to main content
Plutón

¿Por qué Plutón dejó de ser un planeta?

Plutón

 

 

Los que pasamos por el colegio hace unos años recordaremos en la lista de planetas que teníamos que estudiar a Plutón como el último de esta lista. Esto es así porque hasta hace pocos años Plutón era considerado un planeta más.

¿Qué fue lo que cambió para que este cuerpo celeste saliese de la elitista categoría en la que había estado hasta entonces?

A medida que las herramientas tecnológicas más avanzadas fueron incorporándose a la investigación espacial se pudo comprobar que el sistema solar está mas lleno de objetos orbitando alrededor del sol de lo que en un principio se pensaba. Se fueron descubriendo también muchos más satélites orbitando alrededor de planetas como Júpiter y cuando los telescopios se fijaron más allá de Neptuno se vio que Plutón tenía bastantes vecinos. Decenas de vecinos de hecho.

Si se hubiese mantenido la categoría de planeta tal y como estaba antes de descubrir todos esos cuerpos compartiendo la órbita de Plutón se tendría que haber ampliado la lista de planetas demasiado, cosa que animó a los científicos a plantearse si podría haber alguna diferencia en el comportamiento o estructura de los cuerpos orbitando alrededor del sol que permitiese refinar todavía más la definición de planeta.

Esa diferencia se encontró pero antes de hablar de ella, vamos a repasar los requisitos que también cumplía Plutón que hacía que determinados astros fuesen considerados planetas:

  • Orbitar alrededor del sol
  • Ser más o menos redondo, lo que de una manera más formal se conoce como equilibrio hidrostático
  • Que no orbite alrededor de otro cuerpo que no sea el sol ya que esto lo clasificaría como satélite.

Esto dejaba en el aire la posibilidad de que los integrantes de cualquier nube de asteroides orbitando alrededor del sol podrían también ser considerado planetas, como por ejemplo el cinturón de asteroides que hay entre Marte y Júpiter:

Cinturón de asteroides sistema solar
Cinturón de asteroides sistema solar

Aunque bueno, en este caso no hubo polémica porque se entendió que ese cinturón de asteroides era una especie de “basura” que quedó después del nacimiento fallido de un planeta.

Pero en el caso de Plutón la cosa no fue así ya que se comenzaron a descubrir cuerpos que igualaban e incluso superaban en tamaño al del propio Plutón y que además tenían satélites orbitando:

Cuerpos transneptunianos
Cuerpos transneptunianos

¿Y qué privilegio ostentaba Plutón para que siguiese siendo considerado planeta mientras que otros como Eris eran considerados de segunda fila? Ninguno.

¿Qué diferenciaba entonces a Plutón de sus vecinos para ser considerado planeta? Nada.

Es por ello que se decidió añadir una puntualización en la definición de planeta:

  • Un planeta debe ser capaz de limpiar su órbita

Junto con este cambio también se añadieron las categorías de planeta enano para los cuerpos que sí cumplen los tres puntos anteriores de la definición pero que no cumplen este último punto y también se añadió el nombre de cuerpos transneptunianos (también se puede usar el término plutoide) para llamar a Plutón y sus vecinos.

Los que aún hoy se consideran planetas fueron capaces de limpiar su órbita y hay varias teorías que muestran algunos de los procesos por los que pasaron estos astros para afianzar su sitio en el sistema solar. Una teoría es la del bombardeo intenso tardío que hizo absorber muchos meteoritos y asteroides a los planetas (sobre todo los de la zona interior del sistema solar) mediante una lluvia de éstos o del que dio lugar a la formación de la luna: El impacto de la tierra con un cuerpo del tamaño de Marte con el que compartía órbita que acabó con la destrucción de este último.

Con todo esto, ya sabemos qué diferencia a un planeta de algo que no lo es pero, ¿Cómo diferenciar ahora un planeta enano de un asteroide? Esa es una pregunta que tendrá que ser explicada por los científicos cuando acaben de discutir sobre el tema, porque de momento no está del todo claro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.