Skip to main content
faro nuclear

Los faros nucleares de la Rusia soviética

Esta es una de esas cosas que me llamó mucho la atención en su día cuando leí información sobre el tema. Al hablar de energía nuclear se suele pensar en construcciones de gran envergadura como centrales nucleares o en aparatos sofisticados como los submarinos nucleares. El caso de los faros nucleares es un uso bastante peculiar de la energía nuclear que se les ocurrió a los rusos a mediados del siglo XX.

faro nuclear

Una de las ventajas en algunas ocasiones (como las guerras) que tiene el territorio ruso es su gran extensión. Para el caso de los faros esta ventaja se convierte en un impedimento ya que ciertas zonas de la costa de este país están demasiado alejadas y tienen que soportar condiciones climáticas demasiado adversas como para transportar víveres de forma regular al faro. Esto deja la puerta cerrada también a la posibilidad de tener alguna persona cuidando del faro. ¿Qué solución se les ocurrió para tener faros funcionales y con poco mantenimiento? Pues las pilas atómicas.

En el caso concreto de estos faros los soviéticos se decantaron por el subgrupo de pilas atómicas conocidas como Generadores Termoeléctricos de Radioisótopos. Estas pilas no basan su funcionamiento en la fisión nuclear para generar energía como las centrales nucleares, si no que aprovecha el calor generado por la desintegración de algún material radiactivo para convertirlo en electricidad por medio de termopares. Dependiendo del material radiactivo que se elige estas pilas pueden llegar a tener una vida útil de varias décadas, siendo esta una de las razones principales por las que fue elegido este sistema para los faros o también por sondas que se envían al espacio.

pila atómica
sacado de http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Cutdrawing_of_an_GPHS-RTG.jpg

Todo en los faros habría seguido funcionado bien durante décadas si no hubiese sido por un gran hecho histórico como fue la caída de la Unión Soviética. A esto también hay que añadirle el auge de sistemas de posicionamiento más sofisticados como el GPS que permitían a los barcos conocer su situación con respecto a la costa sin que en esta última se tuviesen que poner faros en zonas señaladas. Sistemas como el GPS hicieron obsoleto este sistema de faros y el caos económico que vivía Rusia en aquel momento hizo que los faros se quedasen totalmente abandonados.

faro nuclear

El abandono llegó hasta tal punto que los saqueadores se llevaron todo lo que pudieron. En este caso hay que recordar que hablamos de material radiactivo, el cual desapareció y a saber qué se ha hecho con él o quién está recibiendo radiación de forma inconsciente por manipular algo tan peligroso de una manera incorrecta. El caso es que el abandono total por parte del gobierno en este caso concreto no fue muy buena idea más que nada por los materiales que había en los faros.

A día de hoy se pueden seguir visitando algunos de estos faros, aunque es recomendable ir en una época del año en la que el clima sea un poco agradable. No queda ni rastro de las pilas atómicas pero sí quedan señales de vida humana muy al estilo Chernóbil.

interior del faro nuclear

Las fotos del faro están sacadas de aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.