Skip to main content

Samsung se reencuentra consigo misma

 

Este año Samsung ha presentado un nuevo teléfono que rompe con la línea que habían marcado otros smartphones como el Galaxy S5. Como ellos mismos han dicho en su conferencia del Mobile World Congress de este año, el nuevo Galaxy S6 lo han rediseñado “from the ground up”, y es que razones para hacerlo no les faltaban:

samsung vs apple quarterly shipments
Ventas smartphones Samsung vs apple por Strategy Analytics

Hay que entender que Samsung es una compañía que se centra en fabricar cosas. Puedes encontrar petroleros Samsung, misiles Samsung, excavadoras Samsung…

Si tu fuerte es fabricar cosas, es con eso con lo que te tienes que diferenciar. Teléfonos como el Galaxy S5 no tenían mucho sentido en una compañía de este estilo. Cuando tu posible elemento diferenciador lo tienes dentro de casa no tiene mucho sentido que saques algo al mercado que dependa casi enteramente de los Snapdragon de Qualcomm, que utilice cámaras Sony, que tenga un diseño hecho a todo correr simplemente pensando en abaratar costes cuando hoy en día hasta el fabricante chino más perdido de Asia saca móviles con un diseño mínimanente cuidado…

Todo esto ha cambiado con su nuevo Galaxy S6.

Samsung es una de las pocas compañías que a día de hoy se puede decir que sigue luchando por estar en la cresta de la ola de los procesos de fabricación de semiconductores junto con Intel, TSMC y GlobalFoundries. Además, como ya vimos con sus primeros modelos de Galaxy, Samsung también tiene capacidad para diseñar sus propios SoC (y los de apple si hace falta) con lo que usar Snapdragon de una forma tan extensa pierde mucho sentido. El nuevo Exynos 7420 viene a demostrarnos que mientras Intel siga perdida en esto del smartphone, Samsung se puede poner a la cabeza cuando les apetezca, porque ellos diseñan y ellos tienen el proceso de fabricación con lo que pueden priorizar sus diseños sobre los de su competencia cuando ellos quieran. Es por esto por lo que el Exynos 7420 está fabricado en los nuevos 14nm de Samsung frente a los 20nm con los que se tiene que conformar su rival directo Qualcomm en su Snapdragon 810. Es cierto que los 14nm de Samsung no son tan reales como los de intel porque siguen usando las inteconexiones del proceso de 20nm, pero los transistores FinFET les dan una ventaja en eficiencia frente a los planares de los 20nm aunque la densidad no se haya tocado en ese salto a 14nm.

Siguiendo con esa priorización que Samsung se puede dar a si misma en fabricación, llegamos a lo que para mi ha sido el mayor salto que se notará en el Galaxy S6; la memoria flash UFS2.0. Esta puede dar fácilmente el triple de tasas de transferencia y de operaciones de entrada y salida si lo comparamos con el teléfono que hasta ese momento pudiese considerarse como el más rápido en memoria flash. Fue hace escasas semanas cuando Samsung anunció que se convertía en la primera compañía en ponerse a fabricar en masa memorias UFS 2.0 de 128 gigas. Unos días después, ahí aparece el galaxy s6 con lo último de lo último, cogiendo en este apartado fácilmente una ventaja de un año frente a los smartphones de la competencia. Aunque puede no ser evidente, yo veo una relación entre la eliminación del slot para microSD y esto, ya que las microSD actuales hace mucho tiempo que se quedaron atrás en velocidades, sobre todo accesos aleatorios y operaciones de entrada y salida. Si pones microSD corres el riesgo de que el usuario llene la tarjeta de fotos o se ponga a instalar aplicaciones ahí y toda esa demostración de fuerza que quieres hacer con UFS2.0 y su velocidad extrema se diluya ya que tendrías que lidiar con la falta de velocidad del almacenamiento externo. Probablemente el usuario además le echaría la culpa a Samsung de los tirones que pudiese dar el teléfono en vez de a la microSD más cerda de aliexpress que ha podido comprar. Muerto el perro, se acabó la rabia.

Lectura aleatoria UFS 2.0 Galaxy s6. Fuente:Phonearena
Lectura aleatoria UFS 2.0 Galaxy s6. Fuente:Phonearena

El tema del diseño era el asunto que para mi más claro estaba que tenían que cambiar. El Galaxy S5 era un teléfono que llamaba la atención por lo feo que era, y eso es malo. Estamos en un momento en el que la gente valora mucho el diseño de un smartphone a la hora de comprarlo y como ya se ha visto este año, las ventas del galaxy s5 no han ido nada bien. Han acabado siendo menores que las del Galaxy s4 en un momento en el que el mercado de smartphones se sigue expandiendo. Fuera queda ya el plástico barato imitando a metal que se desconcha al de pocos meses de uso para ahorrarte dinero en la fabricación con la excusa de que es resistente. Fuera quedan también las tapas traseras imitando de mala manera materiales o texturas para intentar disimular la mala calidad del plástico. Disimularlo llamándolo “policarbonato” en vez de plástico porque queda más moderno ya no cuela. Samsung, podías hacerlo mejor, y eso es lo que has demostrado con el Galaxy S6. Antes, cuando no había tantos fabricantes de móviles usando materiales de calidad pues podía colar porque no había mucho donde elegir, pero ya no.

Galaxy s6
Galaxy s6

En Samsung parece que también se han acabado dando cuenta de que ya no vale meter en un teléfono todos los trucos que puedas cuando luego casi ninguno funciona realmente bien y además cargan el móvil con servicios ejecutándose en segundo plano que hacen que éste se ralentice. Su capa de personalización touchwiz se ha simplificado, se han eliminado trucos que a nadie le interesaban y ahora parece que sí, Samsung se ha centrado en hacer que lo que meta en el teléfono, funcione como debe. Ejemplo de esto puede ser el lector de huellas, metido un poco a desgana en el Galaxy S5 y que ahora con el Galaxy S6 tiene un funcionamiento más conveniente al estilo iPhone o Meizu MX4pro. Si eres una empresa que fabrica cosas, no metas tecnologías con la sensación de estar anticuadas o a medio hacer como el lector del Galaxy S5 porque si hay empresas que no fabrican nada, como apple, y son capaces de meter ese tipo de tecnología, tú también deberías ser capaz de hacerlo ya que si no estarías perdiendo tu elemento diferenciador.

Otro punto estaría en la pantalla. Amoled, 2k, curva, bien calibrada… Es cierto que una pantalla 2k en un teléfono es discutible, pero en este caso se trata de que Samsung demuestre de una forma firme que fabrica más y mejor que los demás y que aunque revenda pantallas amoled a otros fabricantes como Motorola, Samsung siempre podrá optar a paneles de mejor calidad porque ellos son los que fabrican.

Mucha gente se está quejando de cosas que Samsung ha quitado del Galaxy S5 como la batería intercambiable. Yo no estoy de acuerdo ya que esto viene con otras muestras de la capacidad de fabricación de Samsung. Carga inalámbrica compatible con todos los estándares existentes a la vez, la batería de smartphone que más rápido se carga existente actualmente y una capacidad de batería bastante mayor que la del iphone 6 aún siendo el Galaxy S6 un teléfono con unas dimensiones y un grosor comparables.

Con todo esto he querido decir que para mi el Galaxy S6 ha sido todo un acierto. Samsung se ha dado cuenta de lo que debe hacer para volver a coger las riendas del mercado de smartphones y lo está demostrando con el Galaxy S6. Hay un refrán que dice “zapatero a tus zapatos”, pues es precisamente lo que Samsung está demostrando ahora. Con los primeros modelos de Galaxy Samsung también se centraba en demostrar su poder de fabricación, cosa que se le empezó a olvidar con los modelos sucesivos hasta que ahora se han vuelto a reencontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.