Skip to main content

Google, Android y la Comisión Europea

Desde hace un tiempo se venía hablando de la posibilidad de que la Comisión Europea comenzase a mirar muy de cerca Android y las acciones que Google realiza apoyándose en ese sistema operativo. Hace una semana se hizo oficial la intención de esa comisión de estudiar la posición dominante de Google con Android en el mercado y las restricciones que esta compañía impone a los fabricantes para que puedan usar sus servicios en ese sistema operativo. Google no tardó en emitir un comunicado tratando este tema.

Para entender esta problemática primero hay que adentrarse en los entresijos de Androd como sistema operativo. La versión base de Android es la conocidad como AOSP (Android Open Source Project). Esta es la versión de Android de la que se suele hablar cuando se dice que este sistema operativo es libre, gratis y demás. Esta versión viene con aplicaciones libres para realizar funciones de telefonía, gestión de correos, navegador web y otras funcionalidades básicas en un smartphone.

andy rubin google open android tweet

Uno de los problemas con esto es una confusión con la que me he encontrado muchas veces. Que un sistema operativo sea libre y gratuito no quiere decir que todas las aplicaciones que corran sobre ese sistema operativo también sean libres y gratuitas. En Android nos encontramos con una versión que coloquialmente se la suele conocer como “Android puro” que es en realidad un android “de Google”. Esa versión de android incluye la integración con los servicios de Google y suele tener preinstaladas muchas aplicaciones de esta empresa entre las que se incluye la importante tienda de aplicaciones Play Store. Google no es la única en hacer esto ya que nos podemos encontrar con el Android “de Amazon” cuyo nombre comercial es Fire OS e integra aplicaciones y servicios de Amazon, pero no de Google. La Comisión Europea solo parece haberse centrado en el Android de Google y no en el de otras empresas como Amazon. ¿Por qué?

Android a fecha actual ronda el 80% de cuota mundial de smartphones, una posición muy fuerte en el mercado y uno de los indicadores que ha tomado la Comisión para iniciar el proceso que nos ocupa ya que se está rozando el monopolio. Que un sistema operativo tenga de por sí una posición dominante en el mercado no tiene por qué ser un problema a ojos de la Comisión Europea si no fuese porque gran parte de ese 80% de cuota de Android está en manos de ese Android de Google. Los fabricantes de smartphones saben muy bien que el ecosistema y las aplicaciones son fundamentales para poder vender su producto. Esto hace que los fabricantes se vean casi obligados a pedir a Google permiso para preinstalar la Play Store en sus smartphones, cosa que Google aprovecha para imponer sus condiciones.

Google requiere que los fabricantes de smartphones preinstalen a día de hoy 11 aplicaciones de su propiedad si quieren la licencia para usar los servicios de Google entre los que se incluye la Play Store. Estas aplicaciones actualmente son Gmail, Chrome, Google Drive, Hangouts, Maps, Play Movies, Play Music, Google Photos, el motor de búsqueda de google y Youtube. Esto deja poco espacio a los fabricantes de smartphones para añadir sus propios servicios ya que muchos se acaban solapando y la gente por costumbre acaba usando las aplicaciones de Google.

ecosistema samsung
Aplicaciones duplicadas entre google y samsung

Cualquier compañía de smartphones que saque un móvil con Android de Google tiene que firmar una cláusula que le impide sacar smartphones con una versión de Android que no sea la de Google. Por poner un ejemplo para que se vea más claro, Amazon actualmente no podría sacar smartphones con el Android de Google porque tiene un smartphone con Fire OS y saca habitualmente al mercado tablets con esta otra variante del sistema operativo. Samsung, que es un fabricante al que también le gusta experimentar con cosas diferentes como Bada o Tizen, tampoco podría experimentar con su propia variante de Android aún teniendo servicios y aplicaciones sustitutas de sobra y es que la dependencia del Play Store es muy grande.

La Comisión Europea también habla de acuerdos con operadoras para preinstalar de forma exclusiva el motor de búsqueda de google aunque bueno, siendo otra de las exigencias de Google que la barra de búsqueda esté presente en la primera página del launcher nada más encender por primera vez el smartphone, supongo que estará relacionado.

Está claro que a Google no le interesa que sus aplicaciones dejen de venir preinstaladas ya que esta compañía vive de la publicidad. A menos aplicaciones instaladas, menos impactos de publicidad y menos posibles beneficios.

Google vs comision europea

Este caso es en esencia muy similar al que en su día tuvo Microsoft con Internet explorer y el reproductor multimedia de Windows. Aquí poco importa que el sistema operativo de base sea propietario o libre ya que no se está discutiendo sobre eso concretamente. De lo que trata este asunto es de la posición dominante de un sistema operativo y de las aplicaciones preinstaladas que se incluyen. Lo que sí noto es que hay una diferencia de percepción entre los dos casos. Yo creo que es porque Internet explorer siempre ha sido un navegador especialmente malo y a la gente le molestaba que viniese preinstalado y que no hubiese manera de desinstalarlo. Con las aplicaciones de google veo que hay una especie de “bah, no me parece para tanto” porque las aplicaciones de Google suelen ser de más calidad que Internet explorer, poniendo cada una en su contexto temporal se entiende, y la gente tiende a usar más esas aplicaciones que el navegador de Microsoft. Aunque yo sea uno de esos a los que tampoco le importa que las aplicaciones de Google vengan preinstaladas, entiendo que la ley no debería entender de preferencias en el uso de una aplicación sino de hechos y cifras.

Apple en este caso tampoco pinta mucho porque se está hablando sobre la posición dominante de un sistema operativo que se ofrece a diversos fabricantes para integrar en sus productos. Apple no ofrece su sistema operativo a otros fabricantes, ese sistema operativo solo se usa en sus propios teléfonos y Apple solo ocupa una parte de la gama alta del mercado de smartphones con lo que tampoco ejerce de monopolio. Este es un pequeño matiz que saca a Apple de esta problemática ya que Apple no está en el mercado de sistemas operativos móviles como Google sino que es un fabricante de sus propios smarthphones a los que le incluye de forma exclusiva su propio sistema operativo para diferenciarse y además se dirige solo a la gama alta. Aunque cambie un poco de tema brevemente, es cierto que aquí Apple no tiene mucho que ver, pero me gustaría que alguien me explicase por qué esta misma Comisión Europea obliga a todos los fabricantes a usar el estándar USB como puerto de carga en sus smartphones menos a Apple, que sigue con conectores propietarios y no parece que vaya a cambiar.

Al igual que con el caso Microsoft e Internet explorer me imagino que esto durará años y no veremos una resolución hasta dentro de mucho tiempo. Supongo que las consecuencias serán parecidas en ambos casos pero habrá que ver cómo avanza el tema porque tengo la sensación de que el mercado de smartphones se mueve mucho más rápido que el de PC en su día y a saber cómo está la cosa dentro de unos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.