Skip to main content
windows 10

Windows 10, directX 12 y las apps UWP

Los últimos días han estado bastante agitados en el mundo de los videojuegos desde que han empezado a anunciarse y salir al mercado para PC juegos que hasta ahora se suponían exclusivos de xbox one. Y es que según comentan en Microsoft, quieren aumentar sus esfuerzos por hacer de windows 10 una plataforma universal de juegos.

Windows 10 trajo consigo una serie de cambios internos que podrían llegar a influir en el rendimiento de las apps que corriesen sobre ese sistema operativo y que también podrían influir en su distribución y venta. Así, windows 10 tendría en exclusiva un nuevo wddm, el wddm 2.0 en este caso, una nueva versión de directX, la 12, y unos esfuerzos renovados por impulsar una tienda de aplicaciones que pasó totalmente desapercibida en windows 8 y 8.1. Parece que Microsoft ya no está por la labor de adaptar las nuevas versiones de directX y wddm a sistemas operativos anteriores como venía haciendo hasta ahora.

La situación que ha causado la polémica es la distribución de esos videojuegos anteriormente exclusivos de xbox one a través de la tienda de aplicaciones de windows 10 y lo que ello supone en la ejecución de esa aplicación en cuanto a limitaciones, enfoque y demás. Con su tienda, microsoft quiere potenciar lo que se conoce como UWP o Universal Windows Platform. En resumidas cuentas, los dispositivos de windows 10 comparten núcleo y otras tripas como una serie de APIs para que las aplicaciones programadas bajo ese paradigma puedan llegar a ejecutarse en dispositivos que antes no eran compatibles de por sí:

Universal Windows Platform
Universal Windows Platform

Muchos desarrolladores están encantados con la idea de poder aprovechar estas nuevas capacidades para trabajar una vez y ver cómo su aplicación se adapta de una forma sencilla a varios dispositivos. Pero no todo es de color de rosa. Los videojuegos son unos elementos de software bastante críticos con el sistema en el que se ejecutan y con el rendimiento que pueden sacar de ese sistema. Las aplicaciones UWP que se distribuyen a través de la tienda de apps de windows 10 corren en un sandbox. Las implicaciones de correr en un sandbox son que la aplicación que esté corriendo en su interior verá su rendimiento y funcionalidades limitados por lo que ese sandbox es capaz de proporcionarle. En condiciones ideales el rendimiento que te podría proporcionar el correr la aplicación en un sandbox debería ser equivalente a correrlo sobre la máquina directamente pero si ya muchos teníamos la sensación de que windows 10 había salido al mercado a medio hacer, los problemas que están surgiendo con este asunto no hacen más que confirmar que a windows 10 le falta mucho trabajo.

En aplicaciones más sencillas como Dropbox se pudo comenzar a ver la problemática de ejecutar las aplicaciones UWP en el sandbox que proporcionaba Microsoft en windows 10. La aplicación no tenía problemas para adaptarse a diferentes interfaces, tenía un look renovado, pero era curioso ver cómo las opciones de sincronización de carpetas estaban recortadas si se comparaba con la aplicación de Dropbox para el escritorio que no era UWP. Y es que esa limitación que había en una app y no en otra venía impuesta por ese sandbox en el que corre una app y no la otra, que actualmente no permite la sincronización como Dropbox venía haciendo hasta ahora.

Si esas aplicaciones más simples ya empiezan a tener limitaciones por correr en un sandbox, con los videojuegos la lista empieza a alargarse. Problemas de vsync, problemas en monitores que usen una tasa de fps que no sean los típicos 60fps, problemas de compatibilidad al usar crossfire o sli, requisitos recomendados inflados probablemente por la penalización de rendimiento que tiene el sandbox, incompatibilidad con los característicos mods de los juegos de pc, imposibilidad de usar overlays en los juegos, problemas con el modo a pantalla completa…  Los juegos distribuidos a través de otras plataformas como el famoso Steam no tienen estos problemas ya que el juego corre sobre la máquina como tal y no en un sandbox. En juegos más simples como el minecraft para windows 10 pues estas cosas se pueden pasar por alto en cierta medida, pero cuando pretendes sacar Quantum Break, Forza, Gears of War y compañía, deberías haberte asegurado de que tu sandbox estaba a la altura y si no era así, haber proporcionado una alternativa.

Puedo entender que en un smartphone quieras que las aplicaciones corran en un sandbox porque te da bastantes beneficios en materia de seguridad y te proporciona una uniformidad que sería dificil de lograr por otros medios. Pero esas limitaciones de un smartphone no deberían haber saltado al PC. Uno de los éxitos del PC como plataforma es precisamente esa falta de limitaciones y trasladar las limitaciones de otras plataformas como las videoconsolas o el smartphone al PC no me parece una buena idea.

tienda windows 10

El CEO de Epic, una conocida desarrolladora de videojuegos, comenta que una de las jugadas que podría hacer Microsoft para hacerse con el control exclusivo de la distribución de videojuegos en windows 10 es la de añadir funciones exclusivas en alguna de las APIs que se utilizan para programar las aplicaciones UWP lo que obligaría a las desarrolladoras a saltar a ese modelo de desarrollo, limitando la capacidad de elección del usuario. Esto podría dirigir a Microsoft a controlar otro monopolio, algo en lo que esta compañía ya tiene experiencia, haciendo que windows sea una plataforma más cerrada y con menos posibilidad de personalización que nunca.

En Pc perspective han hablado con otros desarrolladores de videojuegos que tienen una opinión distinta. Esos desarrolladores están a favor del mayor control por parte de Microsoft ya que cosas como la limitación para controlar el vsync y la unificación de otros aspectos de windows como plataforma podrá mejorar la calidad visual de sus juegos.

Yo personalmente creo que una multinacional como Microsoft con el pasado que tiene está mirando únicamente por su bien y me cuesta creer que esta compañía pueda pensar en un bien tan grande como mejorar la calidad general de los juegos. Windows 10 lleva ya bastante tiempo en el mercado y esa sensación de que está todo a medio hacer sigue ahí. Otras plataformas como windows 10 mobile directamente dan pena y a mi esa visión hacia el futuro que tienen los desarrolladores favorables a esta medida con los arreglos y mejoras que hará Microsoft ni se sabe cuando me parece muy lejana y puede que hasta utópica. Hay muchas cosas que arreglar en windows 10 y si la principal compañía interesada en que esto funcione ha sido capaz de lanzar su estrategia de juegos en Pc basándose en un sistema operativo sin acabar con un sandbox tan limitado me resulta dificil creer en milagros. Tanta promesa con las mejoras de rendimiento que iba a proporcionar directx 12 y al final, sandbox a medio hacer que anula toda optimización posible. Ya puede darse prisa Microsoft en arreglar todo esto, porque ya deberían saber con el fracaso de Games for Windows Live que estos errores tan gordos no deberían darse.

4 comentarios en “Windows 10, directX 12 y las apps UWP”

    1. Mientras microsoft no traslade funcionalidades de directx 12 y compañía a UWP para que funcionen de forma exclusiva con este último, el resto de estudios de videojuegos podrán seguir sacando juegos como hasta ahora. En steam, sin sandbox y demás y si quiere, directx12, vulkan o lo que les apetezca.

      La pega va a estar en los juegos de estudios de microsoft, que esos seguro que saldrán en exclusiva para la tienda de microsoft de windows 10 y la distribución a través de esa tienda implica ejecutarse en un sandbox.

  1. Micro$oft cree que todos tenemos graficas y procesadores de ultima generacion para correr windows 10. Yó por ejemplo uso un corequad con una antigua gtx 460 y jugar cualquier novedad hecha digamos en Unity5 nomás no puedo, y sanboxeado como ellos quieren hacerlo será peor para los mortales que tenemos hardware menos decente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *